lunes, 27 de agosto de 2007

Yo compre en Mercado Libre

Desde que me transforme en un dandy de manera forzosa, no estoy 6 horas al pedo frente a la pc, no leo los diarios y mucho menos viajo por la ciudad, por lo que me falta algo de inspiración.
Pero bueno, en estos días, mientras ponía en forma a mi casa luego de la mudanza, tuve que comprar varios productos de tipo tecnológico para poder colocar esta maquina y a de princesa en red. Así fue que descubrí Mercado Libre. Si, ya se que existe hace mucho y que la gente que vende se hace un buen billetico mediante este sitio, pero bueno, yo soy chapado a la antigua, de los que necesitan ver la cara del vendedor cuando se realiza en intercambio dinero-producto.
Pero la cuestión no es esa. Ya en dos oportunidades tuve que ir a retirar el producto a la casa matrix y encontré algunas diferencias que me gustaría mencionar.

1º Producto: Reproductor de mp3

Nos acercamos con Princesa hacia el lugar. Antes que nada hay que mencionar que el usuario que realizaba la venta de este producto, tenía mucho puntaje y muchas calificaciones positivas (esto lo van a entender solamente si son grosos y estan re in como yo y conocen la antes mencionada pagina de compra-venta).
La dirección que nos habían brindado era, por lo visto, la de un garage que además tenía carteles que indicaban que era un gimnasio, como por ejemplo: "Tai chi chuan y artes marciales", "Pilates" y "Aproveche la oferta y baje la panza, maldito cerdo glotón". Acercose mi novia a tocar el timbre de dicho lugar (yo me quede a unos 15 metros cuidando la retaguardia) y nos atendió una persona con vestimenta de "te juro que me quede dormida". Ahí accedimos al lugar: un garage sin rastros de aparatos relacionados ni con los reproductores de mp3, ni con pesas y esas cosas que me contaron que hay en los gimnasios. Sí había una mesita ratona contra la pared haciendo las veces de mostrador.
En el lugar había ya 2 personas antes de nosotros, una señora obesa de unos cincuenta años con aspecto de fumadora y quejándose constantemente del frío que hacía adentro junto a su hijo adolescente o perro faldero, no se, no me percate muy bien. La otra persona era una de esas chicas que tienen mochilas de bandas de rock y esas cosas.
La transacción se realizo sin problemas. Aunque admito que tuve miedo cuando ingreso a lugar un señor con una bolsa y comenzó a meter cajas adentro de la misma de forma muy apurada al mejor estilo señor colombiano al que le avisaron que viene el FBI. Pero al percatarse Princesa de que el hombre llevaba una camisa de Correo Argentino, afuera había una camioneta de Correo Argentino y las cajas pertenecían a Correo Argentino, me volvió el alma al cuerpo.

2º Producto: Estabilizador de corriente para PC.

Otra vez un usuario con muchas calificaciones cuyo nick era el de una empresa de productos de computación.
Llegamos a un duplex lindo: ladrillo a la vista, techo con tejas a dos aguas, plantitas verdes y florecidas, puerta Pentágono de 45 cm de espesor, rejas hasta en el tejado y vidrios polarizados. Al tocar el timbre, nos abrieron la puerta de forma automática y pasamos a lo que de ahora en mas denominaremos "el patíbulo": reducto de 3x3, con otra puerta, esta vez toda de acero blindado, un ventana polarizada también, en la cual colgaba una cámara web. Al acercarnos a la puerta se escucho una voz del mas allá que nos decía "Hola en que puedo ayudarlos?". Se me ocurrieron muchas cosas que pedirle en caso de que ese sea el verdadero domicilio de Dios, y que además vendiera estabilizadores en Mercado Libre en su tiempo ocioso. Pero antes de poder pedirle ni agua, el Señor nos abrió la otra puerta a la cual accedimos. Luego de la puerta había una escalera. Me percaté que el techo era muy bajo, así que les hice un favor y se los subí de un cabezazo.
Arriba había tres escritorios con dos secretarías con el cartelito del nombre colgado en su camisa y un clásico técnico en computación: chaleco polar azul con el logo de Intel, camisa a cuadritos, jean y cinturón con herramientas.
Completamos la transacción, le pague a la secretaria que dejo el dinero en un cajón que tenía una 3º puerta blindada detrás suyo y Dios le dio el vuelto, el cual me entrego a mi. Me hizo un recibo de pago (no factura), volvimos sobre nuestros talones, esquive el techo de la escalera e ingresamos al patíbulo, donde nuevamente Dios (que insisto para los que no estuvieron atentos, vive en Palermo y vende artículos de computación en su tiempo libre), nos abrió la puerta a la libertad y nosotros dos, para no hacerlo enojar, libertamos.

Así fue, como en dos días, conocí un gimnasio sin aparatos que vende mp3 y la casa de Dios. Que lindas anécdotas para contarles a mis nietos...

7 comentarios:

r.- el corre ambulancias dijo...

entonces, realmente, existen los gimnasios?

yo tambien soy de los que prefiere ver al vendedor, por eso desdeño los servicios de la red para comprar cosas

ani. dijo...

yo compré algunas veces y no tuve problemas; me hice mandar las cosas. Hasta aquí la confianza no me falló, una vez compré un programa de 3D y al retirarlo me encontré con... una rusa! Divina, eso sí, un amor.

ani. dijo...

No era que Dios estaba en todas partes?

Roberto Sánchez dijo...

sencillamente soberbio: "Pero al percatarse Princesa de que el hombre llevaba una camisa de Correo Argentino, afuera había una camioneta de Correo Argentino y las cajas pertenecían a Correo Argentino, me volvió el alma al cuerpo." Digno del mejor enrique carreras...

salud y buenos alimentos

Jes dijo...

Yo le tengo bastante desconfianza a eso de comprar por internet, pero la cámara y el MP3 los compré por Mercado Libre por el precio. Resultaron buenos, a lo mejor fue suerte, a lo mejor no... qué se yo.
El caso es que si no fuera por mi vieja que compra cualquier cosa por Mercado Libre, yo ni sabría que existe o cómo funciona.

Araña dijo...

gonchi:haceme el favor de levantar el contraste entre letra y fondo, porque intentar leer el post a esta hora con la luz de la ventana de costado, es como si me clavaran 200 hojas de afeitar en los ojos!!!!!!

GRACIAS

NeoSatan dijo...

Que raro la doña quejandose de los colores.
El señor obra de misteriosas formas, como hacer ejercicio con uans cajas y la fabrica "intel" de estabilizadores.
No podremos nunca comprender su poder.

¿Cuantas estrellitas tenes?¿Es verdad que te sube la barra de garketing cuando tocas el timbre y salis corriendo con el mp3 en la mano?