lunes, 20 de agosto de 2007

I like to move it, move it

Y un día volví al ruedo...

Después de estas laboriosas vacaciones, he regresado a por la victoria (aunque mi equipo cuide siempre el empate). Ya casi finalicé los detalles de la mudanza. Se que prometí fotos, y no quiero que crean que es todo verso y todavía no las saque: las fotos están, solamente que el cable que conecta el celular de Princesa con mi pc, decidió rebelarse y no me deja uplodear (uff que fashion, man) los retratos que con tanto esmero saqué durante estos días. Por lo pronto, en cuanto el USB levante su huelga, voy a poner las tan prometidísimas fotos, las cuales ustedes están deseosos de observar.
En cuanto a la mudanza, ocurrieron todas esas cosas que pasan en estas situaciones: mas de una vez cerré herméticamente (y esto lo estoy diciendo literal) alguna caja, observando segundos después que había dejado algo afuera, por lo que las mochilas que viajaron con nosotros arriba del micro, iban rebosantes de objetos olvidados de colocar en sus cajas correspondientes.
Por otra parte, debo decir que las valijas esas que tienen cuatro rueditas en la base, no sirven para nada, sobre todo en las malgastadas calles de mi Buenos Aires querido, ya que a la primera baldosa floja, el petate volcaba mas que el burrito Ortega durante la rehabilitación.
Obviamente la casa es un caos. Yo antes de esta vida compartida que tengo ahora, acostumbraba a entrar a mi cuarto pateando ropa sucia, sabanas tiradas, nidos de zarigüeyas, etc. Actualmente, he tenido que abandonar esa actividad, por miedo a colocarle un voleo a alguna cosa de origen rompible, como un portaretrato, un monitor de pc o la barrabrava de Defensa y Justicia (uno nunca sabe con certeza que hay dentro de las cajas hasta que están vacías).
Pero bueno, al margen de estos detalles que obviamente son corregibles, he iniciado una nueva etapa en mi vida, totalmente novedosa para mi, llamada convivencia. Recién estoy, mejor dicho, estamos (otra de las cosas que cambia es el número de las palabras: lo que antes era singular, ahora es plural) empezando a recorrer este camino juntos. Sabemos que tendrá sus dificultades, como todas las etapas de la vida, pero con la diferencia, como dije antes, es que ahora no estoy solo. Las ganas están, la predisposición también, pero sobre todo hay amor.
Por ahora, me voy a seguir ordenando cosas como estos últimos días, por que a lo mejor, tal vez en algún momento, las cajas se acaban.


Pd: quiero agradecer a todos los que me saludaron por mi cumpleaños, y a los que no se acordaron, desearles mas suerte para el año que viene.

6 comentarios:

Araña dijo...

Muchas.. pero muchas felicidades y mis mas sinceros deseos de que la vida compartida sea lo más llevadera posible.
También espero que no por ello, se aleje de los lugares que sabía frecuentar..
Besos a usted y a la princesa en cuestión.
Y que no haya posteado las fotos no quiere decir que me haya olvidado.

Jes dijo...

Yo te felicito mucho, espero que te sea leve y que lo disfrutes ahora porque cuando tengan hijos -seguro- lo van a lamentar por unos meses (¿?). O sea, ¿para cuando los Gonchis?
Ahora, dejame decirte algo: qué cursi que sos. Igual me alegro por todo, denserio.

Feliz cumpleaños requete atrasado... perdón pero soy una persona ocupada (?)

Marlena dijo...

Les deseo a vos y a tu princesa, el mayor de los éxitos!!!! Que sean felices y coman... asado de tira con fritas (lo de las perdices no da).
Iba a empezar con los consejos de la tía Marlena, pero te voy a aburrir jejeje.
Eso sí, no se olvide de usar lo que guarda en el primer cajón de la mesita de luz ;o)
Besotes!

PD: para cuando el blog de la Princesa???

Roberto Sánchez dijo...

Bueno don gonchi no crea que lo voy a empezar a felicitar y todas esas cosas!!! Quería decirle que ahora no va a tener que preocuparse más de tomar decisiones al fin y al cabo va a terminar haciendo lo que su princesa quiera como todos jejejejejeje

buena suerte y no se pierda

salud y buenos alimentos

Leandro dijo...

Primer sintoma de que estas conviviendo:La primer semana nos dejaste de garpe con el fuulbol simulando una lesión pedorra.

Conti se te nota la pollera.

r.- el corre ambulancias dijo...

se termino el libre albedrio

y si, nuestra casa todavia parece kosovo en plena guerra