sábado, 24 de febrero de 2007

Tengo miedo, nene...

Escuchar a Arnoldo Schwarzzeneguhfvfhdfhkdggjsd diciendo "I'll be back" en la entrada de un banco (o lo que fuera), provocaba miedo, sobre todo si vos eras el custodio. O ver a Darth Vader diciendo "Luke, I'm your father", con esa voz semiasmática, también provocaba un poquito de escozor en el upite.
Pero sin dudas hay frases de la vida real (no de las películas, aunque muchos vivan en una burbuja), que causan realmente pánico. Pero no ese miedo de película de terror barata de sábado a la noche, sino ese que te hace transpirar la espalda frío y te deja sin voz.
Sin dudas, estas son las frases que más miedo me dan, cuando son pronunciadas por la gente que me rodea:

"Te puedo hacer una pregunta?": cuando la mano viene por el lado de la formalidad siempre hay que temblar.

"Tengo que decirte algo": una de las mas temidas, sobre todo cuando viene de la mano de nuestra compañera/o sentimental

"Tenemos que hablar": una variante de la anterior

"Me prometes que no te enojas?": Todos sabemos que nos vamos a poner furioso después que se diga eso que no nos tiene que hacer enojar

"No, dale, en serio": Odio la seriedad en todas sus formas, no soy ni seré una persona seria

"Tengo una buena y una mala noticia": Sabido es que por muy buena que sea la noticia positiva, nunca va a poder contrarrestar el vendaval diabólico (?) que producirá la mala.

"Ponete cómodo. Como si fuera tu casa": Si bien esta frase no da miedo, lo que provoca algo de molestia, son nuestros esfuerzos de no generar una situacion que, aunque para nosotros sea correcta, para el dueño de casa tenga menos buen gusto que Marcelo Bonelli al elegir la ropa.

Cuando usan mi nombre entero, sin apocoparlo: ese sobre todo es más temido cuando lo utiliza mi mama, porque me trae recuerdos de cuando era niño. Feos recuerdos.

"Me haces un favor": En el 90% de los casos, la frase pronunciada por nosotros en esta situación es "uh, cagamo' la fruta".


Son millones las frases así, pero estas son las que se me vienen a la mente en este momento (sábado a la mañana, en este momento ustedes están todos durmiendo seguro). Si a Uds. se les ocurren mas, ya saben, como si fuera su casa...




N. del A. : Las cursivas fueron utilizadas a mansalva y de manera azarosa, sin necesidad de que se este destacando alguna palabra importante. Su utilización fue realizada sin el mas mínimo sentido de la lógica y/o coherencia, y con un total desprecio y sangre fría por parte del autor de este blog. Desde ya que ninguna cursiva fue lastimada total o parcialmente durante la escritura de este post

4 comentarios:

Jes dijo...

Cuando usan mi nombre entero, sin apocoparlo
Cuando escucha a alguien hacer eso con mi nombre siempre dice "aaaahhh... te dijo Jeeeeesica", como hacíamos en el jardín cuando alguien decía una mala palabra. Hay que estar verdaderamente molesto conmigo para llamarme así o tener un muy buen motivo para que perdone ese error, como que me digan Jesi =S
Es la costumbre, otra amiga mia me dijo que para ella en mi DNI dice Jes y le parece raro que alguien me llame por mi nombre entero... cosas que pasan.

Dani dijo...

A mi la que me da miedo y que es parecida a "tenemos que hablar" es: "gordita, tengo decirte algo" cuando me la dice alguna de mis amigas..lo que me da para pensar: Chan!! y ahora por que me voy a tener que largar a llorar??!! jaja. Y la otra que me hace temblar es : "saque dos bolillas" obviamente dicha por un profesor, ese es el momento en el cual se me pone la mente en blanco y pienso "para que me presente??"

Gonchi dijo...

saque una bolilla?, mmmm me parece que te quedaste en el tiempo..... o se sigue usando?

Dani dijo...

Si, por triste que sea se sigue usando, encima tenemos esos bolilleros de madera del tiempo, que no importa para donde gires, siempre va a ser el sentido contrario y las bolillas no van a caer!!!