lunes, 30 de abril de 2007

-¿Qué tengo doctor?. -Un amor grave

N. del A.: Este texto esta escrito en género masculino, porque soy hombre, pero aplica a ambos sexos. Todos los él y ella pueden ser cambiados teniendo en cuenta las siguientes combinaciones de parejas convencionales (dos personas): él-ella, ella-él, él-él, ella-ella. Se aplica únicamente a las relaciones entre seres humanos. Si estas enamorado de un animal, te equivocaste de sitio, inmundo depravado.

Es una enfermedad. Sí. El amor es una enfermedad. Una enfermedad que muchas veces no tiene cura. Una enfermedad muchas veces lenta y dolorosa, a veces hermosa, a veces rápida, pero casi siempre letal. Podríamos decir que a veces nos gusta contagiarnos: ¿o acaso usted nunca sintió envidia de ese que le decía "ahhh, estoy tan enamorado"?, aunque a veces también, evitamos estar en las suelas del otro cuando tiene el corazón destruido en mil pedazos, acaso por un amor que se acabó, o se volvió enfermizo. O simplemente nunca fue.

(yo no quiero un amor civilizado...)


Que sentido tiene resistirse. "Yo nunca me voy a enamorar", dicen los nenes cuando tienen 6 años, a pesar que 15 años después van a estar persiguiendo esa pollera que una vez tras otra les va a dar vuelta la cara y los va a cambiar por alguien siempre peor. No tiene sentido. Los síntomas son claros, desde una mirada, un abrazo, un beso, hasta terminar en las famosas mariposas en la panza. Estas hasta las manos, viejo.

(...yo no quiero ni libre, ni ocupado...)

¿Quién es el macho que va a venir a negarme que sentir eso es algo normal del cuerpo?. ¿Acaso los estudiantes de medicina en sus libros tienen un capítulo que llamado "el amor y sus tratamientos a seguir"?. No. ¿Y saben por qué?. Porque no se puede tratar algo que no tiene cura.

(...yo no quiero besar tu cicatriz...)

Por cada persona que se infecta de amor, hay muchas que tienen su corazón roto, otras que están sobrellevando un caótico período de abstinencia, y finalmente están los enfermos. Esos que no entienden nada. Esos que son capaces de dibujar corazones en los márgenes de los cuadernos mientras el mismo Dios en persona está adelante explicándoles el sentido de la vida.

(...yo no quiero contigo, ni sin ti...)

Y encima el ser humano es perseverante. Se quema con leche y cuando ve a la vaca, la sigue ordeñando. No importa que en su frente haya mas cuernos que en un sindicato de alces, o que su corazón parezca un mapa hídrico del Delta del Tigre, por la cantidad de cicatrices. Él siempre va a estar con el ánimo favorable para infectarse de nuevo. Y así va a seguir, con hidalguía, en la búsqueda de esa princesa, que como él, este dispuesta a enfermarse. Le regalará la luna, el sol y las estrellas. Y ella los aceptará, aunque después se marche y se los lleve, y él nunca mas vuelva a verlos. Ahí sufrirá como nunca, llorará mares de lágrimas y otra vez comenzara la búsqueda de su princesa. Aunque esto le lleve la vida.

(...yo no quiero saber por que lo hiciste...)

Es peligrosa esta enfermedad. Tan peligrosa que puede ser mortal. Se mata por amor, se asesina por amor y se suicida por amor. Es una epidemia. En todos lados hay gente enamorada dispuesta a cargar un revólver, o a agarrar un palo y acabar con todo lo que se cruce y tenga intenciones de interponerse entre la enfermedad y la antes mencionada princesa.

(...porque el amor cuando no muere, mata...)

Pero como dije antes, enamorados hay en todos lados...y bueno...para ser sinceros, el autor de este texto, también esta enfermo. Sip. Despotrica, pero padece lo mismo que usted, cabecilla de novio.

(....porque amores que matan, nunca mueren...)

Así que no tiene mucho sentido que les siga explicando por qué el amor es una enfermedad. Es un tanto hipócrita, lo sé. Es como ser gerente de un banco y protestar frente al Congreso por el corralito. Pero bueno, como dije antes, los libros de medicina no tienen un capítulo dedicado a cómo curar el amor. Menos mal. Sería la vacuna menos comprada de la historia.

Mientras tanto, el autor se retira cantando bajito.

Pensando en su princesa, obvio.

(...lo que yo quiero muchacha de ojos tristes, es que mueras por mi.)

13 comentarios:

r.- el corre ambulancias dijo...

es asi, nomas, aunque demasiado profundo para un lunes a la mañana :P


(esto se considera un post rosita?)

Jes dijo...

Ninguna enfermedad puede ser buena, jamás. Ni a corto ni a largo plazo. Así que el amor no es la excepción.

¿No hay vacuna para esto?

Gonchi dijo...

r.-: en realidad lo escribi el domingo a la noche...

Post rosita?, voy a hacer como que no lei nada....

Jes:vacuna no hay. Pero seguro hay gente dispuesta a vacunarte.....

(inevitable chiste facil)

La Oficinista dijo...

soy una muchacha de ojos tristes... las mariposas de mi panza hace tiempo no revolotean

volverán a hacerlo??

La Oficinista dijo...

olvidé agregar: adoré tu blog...
buena respuesta al insolente del MSN

Flopy dijo...

Aaaay, me encantó... es tan real... últimamente vengo con una gran crisis "amorosa" y le doy la razón en todo!
Excelente ir intercalando una de las mejores canciones de Sabina.
Saludos

Gonchi dijo...

La Oficinista: Sepalo: siempre hay un roto para un descocido. quedese tranmquila es cuestion de tiempo.
Gracias por los elogios y bienvenida

Flopy: es la epoca, llega el invierno y empiezan las crisis amororsas.
Gracias y bienvenida a usted tambien

Rodrigo dijo...

Eso, es para los ingratos!!! Es para todos aquellos que creían que conocían (en este caso leían) a un insensible!!!

Que no parece, pero gonchi tiene sentimientos!!

Y mejor no lo defiendo más...

(No, no me arrugué. Así que cuando quieras te lleno la canaste de pepas, papa!)

Rodrigo dijo...

Para que me olvidé! Tenía mi comentario sensible, para postear!

Da gusto tener amigos como vos. Te quiero amigo!

Y bueh, bueh, terminemos con la sensiblería que después de todo, somos machos! No?

Marlena dijo...

Gonchi, sos un dulce! Me encantó el post, aunque haya cosas con las que no coincido...
Te mando un beso grande,

Gonchi dijo...

Rodrigo: Yo tb te quiero,
veni, dame un beso en la boca.... Carlos

Marlena: aca todos me dan la razon eh?, nada de eso de andar diciendome que hay cosas en las q no coincidis

Araña dijo...

venía dispuesta a desmentir que este era un post rosita, hasta que leí tu ultima respuesta a rodrigo.. si, lo del beso en la boca..
bueno, de todas formas, sigue siendo amor y yo no discrimino al amor en ninguna de sus formas..
vamos, gonchi, sígale con los post rositas que este me encantó..
y ando medio herida, así que no ahondo mucho en el tema.
besos

ketou dijo...

Si que tienes tu lado lindo..... me encantó tanto como tu blog! yo diría profundo a cambio de rosita...