miércoles, 4 de abril de 2007

Cuestión de peso

Lo admito. Mi imaginación no esta pasando por su mejor momento. Y creo que no es sólo mi imaginación. En los últimos meses me he percatado que también mi estado físico a entrado en franca decadencia.

Hace un par de días me crucé con un amigo que hace mucho que no veía y lo primero que me dijo fue "estas mas gordo". Aclaremos que decirme algo así a mi, me resulta extraño. Imagínense que mi cuerpo se asemejó, durante toda mi vida, a una soga estirada. "Tenés mas panza", fue el comentario que terminó de ajusticiarme.
Después de varias acomplejadas horas frente a un espejo de cuerpo entero pensé que, tal vez, en el fondo y después de todo, tuviera razón.

Seamos gráficos: imagínense ahora una soga con un nudo en el medio. Muy bien!. Ése soy yo.

Trate de recordar la última vez que me pesé: fue hace más de 6 meses y estaba en 76,500. Así que, me encaminé en la búsqueda de una balanza que se encargara de contradecir lo que mi amigo opinaba. Busque una farmacia amiga y como no encontré me metí en una común. El resultado: 87 Kg. Bueno, 11,500 en 6 meses no esta nada mal. Siempre y cuando seas anoréxico, bulímico o las dos cosas juntas.

Entonces traté de ver que era lo que estaba haciendo mal y me llevó a aumentar esa cantidad de kg en tan corto tiempo. A ver enumeremos: toda mi vida, hasta hace 2 años, hice deporte y comía relativamente sano. Ahora, no se en que momento (sí lo se, pero no viene al caso), abandoné toda actividad física. Almuerzo sánguches, meriendo alfajores y ceno dos o tres platos de cualquier cosa que ustedes los humanos llaman alimentos. Eso si, ni bien me levanto, me tomo un yogurcito, no sea cosa que por no tener nada en el estomago, los dos cafés con facturas del desayuno me caigan mal.

No hay que ser muy listo para darse cuenta, que así, los kilos de más, se vuelven casi inevitables. Casi inevitables como los impuestos, la muerte y los cuernos.

Pero bueno, sera cuestión de empezar a alimentarme como el ser humano que mi nave nodriza dijo que tenía que emular, evitando cierto tipo de comidas, las cuales no se adaptan a mis complicadísimos sistemas digestivos.



Me olvidaba: a mi madre se le ocurrió una idea. Me dijo "porque no salís a correr los domingos a la mañana".



Ahhhh, hacia mucho años que no me reía tanto tiempo sin parar....

4 comentarios:

Alicia dijo...

Entiendo (y no sabe cómo) lo que le sucede, y definitivamente la balanza no miente,si nuestra propia imagen corporal. Todo muy empático lo mío, ahora la idea de su madre roza lo macabro: ¿quién puede pensr en un Domingo a la mañana para salir a correr?

Araña dijo...

Ese es el punto.
A mi me pasaba lo mismo (aunque mis kilitos de más son 6 clavados).
Siempre comí lo mismo. Nunca me privé de nada y sin embargo me veía bárbara.
Desde hace 3 años estoy pegada a la silla durante 8 horas y no tengo tiempo ni siquiera para hacer lo que sugiere tu santa madre..
Todos te dicen que tenés que hacerte el tiempo. Que me expliquen como.
De todo modos.. lo importante es estar "sanito".
Andele.. a hacer unos trotes en su lugar...
Saludetes

Rodrigo dijo...

Jajaajajajja!!!! Todavía sigo sin poder parar de reirme...que fue de esto, 15 días??? De la charla con mi viejo por msn, digo...
Y te traumo lo de "una soga con un nudo en el medio"?? Jajjajajaa!!!!
Pobre gonchi!!!

Aaahhh, fue mejor que el chiste de tu madre...

ketou dijo...

Lo peor es que el aumento de peso es directamente proporcional al aumento de edad.... y es inevitable, tenemos que buscar maneras de controlar sus devastadores efectos.

Y sí, tu mamá te odia, para darte un consejo como ese: de muerte lenta querido....