jueves, 15 de noviembre de 2007

GPS

Hola mis queridijillos amigos blogueriles y no tanto. Otra vez he retornado a sus computadoras dado a la gran afluencia de público nuevo que he recibido en los últimos días. Si, nuevos usuarios han pasado por estos pagos y han dejado mensajes de alegría y paz. Para todos ellos, un gran saludo. Y para los viejitos de siempre, un corte de manga.

Pero esto no es lo que me trae por aquí. Días atrás, yendo con Princesa a ver la mejor banda rocanrolera de los últimos 2 años llamada Motorvicio*, descubrí que la parte de mi cerebro que procesa los lugares y direcciones, y las formas de llegar a los mismos, no funciona de la forma adecuada. Para muestra hace falta un botón. No se por qué, porque si es una muestra de sangre, un botón es medio al pedo. Pero ese es tema de otro post. Acá va el ejemplo:

Dialogo (Princesa, Yo, Colectivero)
Situación: Colectivo Línea 68. Santa Fé altura Jardín Botánico.

Princesa: ¿Falta mucho?
Yo: A ver... No, ya bajamos.
(Nos trasladamos hacia la puerta y toco timbre)
Colectivero: ¿Bajás en esta?
Yo: No, cuatro cuadras atrás
Princesa: ¡Plop!

Como verán, mi cerebro reacciono cuatro cuadras mas tarde que se tenía que bajar, pero como comprobamos que un botón no es una muestra, acá les muestro un hilo:

Dialogo (Princesa y Yo)
Situación: En algún lugar de la Capital, entre la Gral. Paz y el Riachuelo.

Princesa: Bueno, ¿en qué volvemos?
Yo: ... (no contesta/emite sonidos guturales)
Princesa: ¿¿No te fijaste como volver??
Yo: Si
Princesa: Bueno, ¿entonces qué tomamos?
Yo: No se..
Princesa: ¡Plop!

Nuevamente mi cerebro falló, esta vez en recordar agarrar la guía y fijarse el camino de retorno a la meca. Las chances que esa situación se repitan son desconocidas, a pesar de las cuantiosas amenazas de muerte recibidas por parte de mi amada.
Por eso, antes de encontrarme amaneciendo con un cuchillo insertado amablemente en mi plexo solar, me quiero ofrecer como candidato a una operación a cerebro abierto para que le peguen un par de cachetazos (yo no pongo la otra mejilla, yo muerdo) y reacomoden las neuronas que se desprendieron luego de mi último encuentro cara a cara con la pared**.

Ojalá ustedes puedan ayudarme, o por lo menos, conozcan un buen cirujano...

Mazel Tov



* Motorvicio es la banda liderada por mi compadre Rodrigo. Para más información www.motorvicio.com.ar
** Los motivos por los cuales tengo encuentros de ese tipo con una pared, quedarán en la intimidad de mi hogar. A menos que haya efectivo de por medio. En tal caso me encargaré de relatar y hacerme responsable de todo lo sucedido desde el beso de Judas en adelante.

3 comentarios:

guadis! dijo...

Por qué no tirás piedritas por el camino como Hansel y Gretel??

Araña dijo...

Eso pasa por salir..
Y encima cuando te se corre el coágulo ...

Así que ustedes andan con una guía T para no perderse?? Ya se lo escuche a varios.. que loco..

Tomate unas vacaciones o si queres te mando a un tio mio que hace lobotomias a domicilio por la coca y el pancho.

r.- el corre ambulancias dijo...

neo y rodrigo se conocian de antes? ergo vos tambien?

me siento estafado

en cuanto a lo otro, confieso que es casi imposible qeu me pierda, a no ser que caro sea la que guia, pero ese es otro tema :)