sábado, 15 de septiembre de 2007

Luckiest

Como si fuera poco me hurtaron. Y no estoy haciendo una metáfora del tipo me compre un encendedor y me salio ocho pesos. No. Me robaron de verdad. Es más, me robaron dos veces en dos días correlativos: un jueves y un viernes, lo cual estoy seguro que está prohibido por la Sociedad Argentina de Pungas y Chorros.
Pero lo más triste de todo, es que no fue un robo (dos robos) a mano armada, cosa que pueda decir que fue una lucha sin cuartel, golpeandonos durante una hora, hasta que el malechor se salió con la suya, y huyo cuando empezó a escuchar el ruido de sirenas acercándose.
La cuestión es que me hurtaron el mp3 del bolsillo de la campera y la billetera del bolsillo del pantalón, todo sin que yo me diera cuenta. De guante blanco, que le dicen. Pero al margen del aparato tecnológico, y los nueve mugrosos y últimos pesos que poseía, siento también que se llevaron mi orgullo, o sea, me sacaron cosas de los bolsillos y yo ni me percaté. Una de dos: o soy lo suficientemente distraído como para pasar por alto una mano ajena entrando en mi campera, o, tantos años de cigarrillo y computación lograron que pierda la sensibilidad en ciertas zonas de mi cuerpo.
Pero bueno, no me voy a poner a hacer un análisis sociológico de por que hoy en día no es seguro viajar en un subte colmado hasta las ventanillas, como así tampoco, voy a preguntarme a mi mismo, oh Dios que he hecho mal para que me suceda esto a mi, mientras me golpeo la cabeza contra las paredes de la comisaría.
Como se darán cuenta, tengo la misma suerte que un gorila confunde una ojiva nuclear con una banana gigante.
Pero bueno, por lo pronto esperemos que esta lluvia de excrementos de pterodáctilo, acabe (la lluvia, no el pterodáctilo) pronto, para volver a ser el Gonchi de siempre, ese que era sensible y simpaticón, que se bañaba todos los días y que no entraba armado a los shoppings al grito de "todos ustedes son pecadores, ha llegado la hora que paguen".


Que hago posteando un sábado?... esto se esta poniendo feo...

5 comentarios:

ani. dijo...

Caramba. Se podrían decir muchas cosas ante situación tan inverosímilmente(?) chota, tanto como para arrimar un consuelo... al pedo. El orgullo queda como queda. Me inclino por decir que ante una lluvia persistente, sólo queda sacar el paraguas y esperar hasta que escampe. Póngale onda y rece por que los pterodáctilos sean aves migratorias. Que sea leve.
PD: al final, está claro que tienen razón las viejas que van con la cartera como abrazadas a un rencor.
PD bis: Que hago opinionando un sábado?... esto se está poniendo feo...

guadis! dijo...

QUé decir? Que te roben en un bondi/tren o sus derivados es una gran cagada... te sentís ultrajado... y no te da bronca que un tipo se llevó tu guita, sino que tiene TUS cosas... tu cédula de cuando eras chica que tenías de recuerdo, el sobrecito de azúcar que te habían regalado para buena suerte, la entrada del recital y la del cine que no querés olvidar, la atrjeta con elcontacto de x persona... cosas que no tiene por qué sacartelas nadie... no?

Araña dijo...

Vamos, nene!! que siempre que llovió paró.. y a mal tiempo buena cara y no hay mal que dure cien años..
Son rachas.. a mi tambien me han afanado durante semanas. SI semanas (una vez el sueldo entero) y se sale.
Eso si, hay que ponerle el pecho a las balas (o las balas al pecho??) y pensar que es una malaria transitoria y que cuando esto pase te cagarás de risa o no, pero te lo tomaras de otra forma.
Y si, uno definitivamente se siente un boludo, pero despues va pasando.
Un beso y que estés bien

r.- el corre ambulancias dijo...

el orgullo lo perdiste cuando te metieron mano y no te diste cuenta

Yo...! dijo...

no hay peor cosa que te afanen asi.
Hecho el comentario, tengo una duda. Leyendo los otros comentarios, en especial el de Guadis!, me di cuenta que en mi billetera tambien tengo ese tipo de cosas, entradas a recitales, al cine, cosas que comparti con mi señora y con el tiempo quedaron ahi. Mi duda, o pregunta, es: Es muy de mina esto??
Saludos!